No olvideis dejar entrar el viento en vuestra habitación

Aquí un trabajador exfumador, lamentablemente sobrio, que sueña con las vacaciones o con el paro (lo que llegue antes le vale).

Lástima que para dejar entrar el viento en su habitación tenga que romper un cristal: …inconvenientes de trabajar en un terrario.


Gracias a Yolanda por la idea.

Año 0

Doce uvas, tres copas de cava y un whisky sin marca con cocacola de lata: empieza el año nuevo.

No siento que haya cambiado nada desde que ayer me acosté. Otra vez más la magia del año nuevo no ha funcionado.

Seguramente el año que viene volveré a hacer lo mismo, el mismo ritual: me tumbaré en la cama esperando que al despertar haya cambiado algo. No sé que es ése algo, pero seguro que cuando suceda lo notaré.