Adíos Miguel, muchas gracias por todo

Es muy jodido perder a un amigo. Puto cáncer. Creo que nunca olvidaré tu sonrisa, ni tu escandalosa risa, ni esos momentos que pasamos juntos. Espero que estés descansando y hoy más que nunca me gustaría creer en el cielo, porque seguro que tu estarías allí. Eras (eres) grande Miguelón. La vida es la puta que mas cobra y menos placer te da. Un abrazo.
m6