Sin rencor

Hoy, no se porqué, me ha venido un recuerdo: cuando empecé a escribir relatos.

Qué yo recuede fué en sexto de EGB, la señorita Paquita nos mandó escribir una redacción sobre el mar, decidí ser creativo y escribir un cuento en vez de la típica redacción que empieza por "Me gusta el mar…", recuerdo que era historia oscura, sólo eso, creo recodar que había muertes y pescadores, y que para mi era muy bueno, objetivamente ahora no puedo opinar, ese cuaderno se perdió… Sólo me puso un 6.

Fue la primera vez que perdí las ganas de contar historias.

Unos años más tarde lo volví a intentar, está vez escribí un articulo para el periodico del instituto,no era un cuento, sólo una reflexión totalmente subjetiva sobre la diferencia entre la educación pública y privada, un articulo de opinión.

El articulo ya estaba impreso y maquetado y listo para su difusión en la revista de del instituto.

Me llamaron de dirección, mi profe de cine era el director del instituto, Santos, me explicó que mi artículo no se podía publicar porqué rebosaba odio, tampoco tengo este articulo, pero no lo recuerdo así: sólo intentaba reflejar las direfencias entre los dos sistemas de educación. Al final, el articulo fue censurado y como estaba impreso, cogí muchas de las copias y las repartí en la puerta del instituto a la hora de la salida.

Quizá estas dos experiencias me llevó a estudiar informatica y tener como hobbie la escritura.

La luna me persigue

El año pasado ha sido duro para mi, demasiados momentos emotivos para alguien que quiere dar la apariencia de un ser de piedra. He perdido familiares y amigos por divisersas circustancias, incluso me he perdido el respeto a mi mismo en algunas ocasiones. Llorar, reir, ver una sonrisa, ver llorar, eso es la vida. Y como la luna siempre estaís allí, aunque sea luna nueva, muchas gracias.