Antes o después tendrían que acostarse

Sólo tenía una oportunidad, era el momento idóneo después de 13 años. Antes o después tendrían que acostarse y ahí tendría que aflorar la valentía del cobarde. Cogió aire, se conjuró reuniendo más valor. Cuando despertó se dio cuenta de que tendría que esperar otros 13 años más.

 

Microrrelato para: http://cultura.elpais.com/cultura/2012/08/27/actualidad/1346050440_883663.html