Era imposible definir a qué olía

Esa sensación le invadió bloqueando sus sentidos. Era imposible definir a qué olía, la luz perdía frente al infinito, el oído intentaba recoger cualquier sonido que le devolviese a la realidad. Este trance le hacía sentir morir un poco y cada vez que volvía moría mucho más.

Microrrelato para http://eskup.elpais.com/*tentacionesmicrorrelatosdeverano

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.