La luna me persigue

El año pasado ha sido duro para mi, demasiados momentos emotivos para alguien que quiere dar la apariencia de un ser de piedra. He perdido familiares y amigos por divisersas circustancias, incluso me he perdido el respeto a mi mismo en algunas ocasiones. Llorar, reir, ver una sonrisa, ver llorar, eso es la vida. Y como la luna siempre estaís allí, aunque sea luna nueva, muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.