Ojala estuvieses aquí

La última entrada de este blog fue un homenaje a un gran amigo que perdí (perdimos) hace más de un año. Una persona buena, a veces un poco toca pelotas, pero buena, honesta y noble.

Durante este tiempo, además de su recuerdo, me han perseguido más desgracias, alguna que otra alegría y la vida, que no es poco.

Por todo esto, y quizá porqué mi ego murió al ganar un concurso literario, no he vuelto a actualizar el blog.

Me siento inseguro, frágil, con miedo a no estar a la altura de lo que he escrito anteriormente y sobretodo de las circunstancias.

Espero aparecer más por aquí, es una promesa…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.