Sombras

    “Sonríe, no, no fuerces tanto, que no se te note que es por compromiso. Bien. Ahora sorprendido. Sí, eso es. Así, perfecto. Ahora apenado, más apenado, vale así está bien.”

    Todas las mañanas repite los mismos ejercicios frente al espejo. Ensaya gestos que simulan alegría, dolor, estupefacción, sorpresa… Regala muecas a su reflejo mientras él los copia sin aparente dificultad. Cuando acaba se acaricia el mentón determinando si es necesario afeitarse. La imagen tiene que ser perfecta, estudiadamente descuidada. Ni un pelo fuera de su desorden antinatural. Acabado el ritual repasa mentalmente las tareas del día. La realidad fulmina su cabeza mientras se desnuda, se vuelve a la cama y decide seguir viviendo con sus sombras.

2012-09-29 00.54.10

0 respuestas a “Sombras”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.